La hermosa Ester: 039

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 039 de 123
La hermosa Ester Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


ASUERO:

  Por el supremo Dios que rige el suelo,
hermosísima Ester, que no pensara
que se pudiera hallar fuera del cielo
de hermosura y de luz fénix tan rara;
das en mirarte celestial consuelo;
toda memoria en tu belleza para;
que cual huye del sol la noche escura,
huye el ajeno amor de tu hermosura.
  No sale el sol por el purpúreo Oriente
más apriesa borrando las estrellas,
que el de tus ojos y serena frente,
pues ya desaparecen las más bellas.
Levántate del suelo al eminente
trono, que ya mejor que todas ellas
mereces, pues por fin de mis enojos
hallaste gracia en mis dichosos ojos
  Mas porque el orden justo se prosiga,
a Ester acompañad, y tenga aparte
el aposento a que su luz obliga,
pues veis que con el sol términos parte;
que yo sospecho ya que se mitiga,
más por naturaleza que por arte
esta pasión que me abrasaba el pecho;
amigos, gran servicio me habéis hecho.


<<<
>>>