La hermosa Ester: 069

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 069 de 123
La hermosa Ester Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


(MARDOQUEO entre con un saco, y EGEO con una ropa.)
MARDOQUEO:

  No tienes que persuadirme.
vuélvele, amigo, la ropa;
que esta desdicha no topa
en adornarme y vestirme.

EGEO:

La causa es justo decirme
de tanta melancolía,
para que a la Reina mía
se la cuente por los dos.

MARDOQUEO:

¡Ay de ti, pueblo de Dios,
si no lloras noche y día!

EGEO:

  ¿Qué le tengo de decir?

MARDOQUEO:

¡Déjame, amigo, llorar!

EGEO:

Bien la pudieras hablar
si te quisieras vestir.

MARDOQUEO:

Estoy cerca de morir.
¡Déjame!

EGEO:

¡Extraña porfía!
Voyme.

MARDOQUEO:

¡Ay, justa pena mía!


<<<
>>>