La hermosa Ester: 070

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 070 de 123
La hermosa Ester Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


EGEO:

Bien fuera hablaros los dos.
(Váyase EGEO.)

MARDOQUEO:

¡Ay de ti, pueblo de Dios,
si no lloras noche y día!
  ¡Oh, mísero pueblo hebreo!
Hoy vuestros ojos verán
triunfar el soberbio Amán
del humilde Mardoqueo.
Lejos el remedio veo.
si no es que el cielo le envía
para vuestra dicha y mía,
Ester divina, por vos.
¡Ay de ti, pueblo de Dios,
si no lloras noche y día!
  ¿A quién volveré la cara?
¡Señor, si estáis ofendido.
por nuestras culpas ha sido.
que otra cosa no bastara!
Dejad un poco la vara
que rayos al mundo envía:
pero si la profecía
no mueve piedad en vos.
¡ay de ti pueblo de Dios,
si no lloras noche y día!

EGEO:

  La Reina, con gran dolor,
te envía a decir por mí
que por qué lloras así
y no admites su favor.
Mira que es mucho rigor
negarle cosa tan justa.


<<<
>>>