La hermosa Ester: 083

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 083 de 123
La hermosa Ester Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


ZARES:

Si a los Reyes, que te adoran.
les pides esa merced
tan humilde y vergonzosa,
¿cómo la podrán negar?

AMÁN:

Bien decís; mucho me exhorta
vuestro discreto consejo,
allí veré si me topa
y no humilla la cabeza;
que no es justo que interrompa
un villano mal nacido,
adonde con blancas ondas
riega el Jordán a Samaria,
las dichas de quien ahora,
para ser rey del Oriente
lleva la fortuna en popa.
Voy a que pongan las vigas,
porque villanos conozcan
qué respeto se les debe
a las doradas coronas;
que no hay oro, seda y telas,
granas tirias, persas joyas,
gobiernos, reinos, imperios,
mesas, deleites, aromas,
que causen tanta gloria
como vengar agravios de la honra.


<<<
>>>