La hermosa Ester: 095

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 095 de 123
La hermosa Ester Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


EGEO:

Ya la ocasión aguardaba
en que te pudiese ver,
  mas díceme que hoy es justo
que su convite se haga,
para que en él satisfaga
humildemente a tu gusto,
  que pues no se hizo ayer,
no es razón que pase de hoy.

ASUERO:

A darle contento voy,
hoy comeré con Ester;
  que sabe su mismo Dios
cuál gracia en mis ojos tiene.

EGEO:

Tal Reina a tal Rey conviene.
¡Mil años viváis los dos!
(Vanse y salen dos personas.)

UNO:

  De tan noble suceso
no se ha sabido la causa.

DOS:

Solo sé que las reales
ropas, y corona baja
Amán, y que a Mardoqueo,
aquel hebreo que estaba
a las puertas de Palacio,
a tal grandeza levanta,
que se las viste, y le ciñe
la real corona, y sacan
un caballo del rey mismo,
que a los del sol aventaja,
para que en él Mardoqueo
con los soldados de guarda,
y llevando Amán del freno
a pie, con grandeza tanta
le lleven y le paseen
por cuantas calles y plazas
tiene la corte de Persia.


<<<
>>>