La hermosa Ester: 098

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 098 de 123
La hermosa Ester Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


MARDOQUEO:

  Mil gracias os doy, señor,
que esta vuestra humilde hechura
levantáis a tanta altura
y a tantos grados de honor.
  Bien sé que no lo merezca:
indigno soy deste bien
y desta merced, por quien
de nuevo el alma os ofrezca.
  Vos sois Dios, dais como Dios.
que cuando honráis es de modo
que conoce el mundo todo
la grandeza que hay en vos.
  Bien puedo ahora cantar
fuera de este Egipto fiero,
que el caballo y caballero
habéis rendido en el mar.
  Amán, otro Faraón
que vuestro pueblo quería
matar, porque no le hacía
tan injusta adoración,
  de su caballo cayó
en el mar de su arrogancia,
donde la misma distancia
vuestro poder me subió.
  Que es blasón que usáis desde antes
que ellos fuesen nuestros dueños,
levantar a los pequeños
y humillar los arrogantes.
  ¿Qué importa que contra vos
la soberbia venga armada,
pues luego sale la espada
que dice: «quién como Dios»?


<<<
>>>