La hermosa Ester: 105

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 105 de 123
La hermosa Ester Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


MARSANES:

  Triste va.

ZARES:

Teme la suerte,
y su desdicha adivina,
porque si una vez declina,
nunca para hasta la muerte.
(Vase.)
(Criados que saquen una mesa, y los músicos, y EGEO y TARES.)

EGEO:

  Yo pienso que ha de ser notable día
para el gusto del Rey.

TARES:

Será notable,
porque adora en Ester.

EGEO:

Música envía.
¡Qué convite será tan agradable!

TARES:

Para quien ama es dulce melodía
dar gusto a lo que quiere.

EGEO:

Es tan amable
la Reina, que ella sola sus sentidos
regala, y tiene de su amor vencidos.

MÚSICO:

  Apercibe, Nicandro, el instrumento.
que ya tienen la mesa apercibida.

SEGUNDO:

Quien come, pocas veces está atento,
o no le entra en provecho la comida;
por eso los poetas, que del viento
tienen la suspensión del alma asida,
no saben lo que comen y enflaquecen,
y, en fin, porque no comen enloquecen.


<<<
>>>