La hermosa Ester: 117

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 117 de 123
La hermosa Ester Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


ASUERO:

  Cubrilde.
(Échenle un tafetán negro.)

EGEO:

Ya está cubierto.

ADAMATA:

Contarle pueden por muerto.
¿No ves, señor, desde aquí
aquellos tres palos?

ASUERO:

Sí,
y estoy de lo que es incierto.

ADAMATA:

  Es una horca que Amán
hizo que la viesen todos
cuantos hoy en Susa están,
porque de cuarenta codos
es la altura que le dan.
  En esta poner quería
a quien la vida te dio.

ASUERO:

¿Horca a Mardoqueo hacía?

ADAMATA:

Solo porque no adoró
su vana soberbia un día.


<<<
>>>