La hija del aire: 003

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 003 de 174
La hija del aire Jornada I Pedro Calderón de la Barca


(Sale TIRESIAS, viejo, vestido de pieles largas, como sacerdote antiguo y dice los versos siguientes, con admiración.)
TIRESIAS:

Allí trompetas y cajas,
de Marte bélico horror,
y allí voces e instrumentos,
dulces lisonjas de amor,
escucho; y cuando, informado
de tan desconforme unión
de músicas, a admirarme
en las causas de ella voy,
estos golpes que a esta puerta
se dan, y en mi corazón
a un tiempo, me han detenido.
Confuso y medroso estoy.

MENÓN:

(Dentro.)
Haced salva; que ya el Rey
desde aquí se descubrió.
(Cajas.)

LISÍAS:

(Dentro.)
Vuelva la música a dar
al aire su dulce voz.

MÚSICOS:

(Dentro.)
A tanta admiración,
suspenso queda en su carrera el Sol.


<<<
>>>