La hija del aire: 013

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 013 de 174
La hija del aire Jornada I Pedro Calderón de la Barca


(Las cajas y soldados por una puerta; NINO, REY, y MENÓN, GENERAL, e IRENE con espada y plumas; MÚSICOS vestidos de villanos; LISÍAS, CHATO y SIRENE.)
LISÍAS:

Vuelvas felizmente,
de laureles ceñida la alta frente,
a ver, de tan extraños horizontes,
hoy, gran señor, aquestos patrios montes
que ausente te han tenido edades tantas.

CHATO:

Y a todos su merced nos dé las plantas,
pues de creer es que para tales fines
todos los reyes traigan escarpines;
y déselas también aquí a Sirene,
mi mujer, que a besárselas hoy viene
y se las besará con alegría,
por besar una cosa que no es mía.

SIRENE:

¿Que luego, hubiese, Chato,
de ver el Rey que sois un mentecato?

NINO:

Alzad todos del suelo.
Yo, Lisías, os estimo el noble celo
con que Ascalón recibe mi persona.


<<<
>>>