La hija del aire: 031

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 031 de 174
La hija del aire Jornada I Pedro Calderón de la Barca


ARSIDAS:

Pero como la vi en la noche oscura,
jurisdicción de estrellas, no te espante
que a amarla me obligase y a querella,
pues a todo presente está mi estrella.
Lleváronla a la tienda sus soldados,
y yo, por no ser de ellos conocido,
me quedé, viendo ya de mis cuidados,
con amor, todo el número cumplido.
El infeliz influjo de mis hados
a Batria me llevó, donde, admitido
de Estorbato, viví en confusa llama;
que, en fin, descansa mal el que bien ama.
(Vanse.)
(Salen MENÓN y LISÍAS.)

MENÓN:

De todas cuantas grandezas
de esta Provincia me has dicho,
ésta que buscando vengo
solamente es la que admiro.
Y, así, en tanto que llegamos
a tocar el primer friso
de aquese rústico templo,
tarde de los hombres visto,
vuelve otra vez a contarlo,
que quiero otra vez oírlo,
porque se informe mejor
mi ardimiento de tu aviso.


<<<
>>>