La hija del aire: 037

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 037 de 174
La hija del aire Jornada I Pedro Calderón de la Barca


SEMÍRAMIS:

Pero no me has de vencer,
que yo, con valiente brío,
sabré quebrarte los ojos.

MENÓN:

Sin luz quedaron los míos
al oírlo; rayo fue
esta voz, que mis sentidos
frías cenizas ha hecho
acá dentro de mí mismo.
¡Qué frenesí!, ¡qué locura!,
¡qué letargo!, ¡qué delirio!

LISÍAS:

Vuélvete.

MENÓN:

¿Volver yo
sin haberlo todo visto?
Entra en lo más intrincado.

CHATO:

No puedo, porque me intrinco
yo también.
(Sale TIRESIAS.)

TIRESIAS:

Detén el paso,
oh ignorante peregrino
que de este sagrado coto
osas penetrar el sitio.


<<<
>>>