La hija del aire: 050

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 050 de 174
La hija del aire Jornada II Pedro Calderón de la Barca


SEMÍRAMIS:

Bien, Menón,
muestras así cuánto son
los acasos de mi suerte
vasallos de tu albedrío,
pues el mío en este día
sólo hacerme compañía
es lo que tiene de mío.

MENÓN:

Bien de tus finezas fío
todo aquese rendimiento,
y bien de mi pensamiento
fío que te le merece,
pues sólo a vivir se ofrece
a tanta hermosura atento.
Tú a mi amparo agradecida
y con mi amor enojada,
mi amparo te halló obligada
y mi amor te halló ofendida.
Dijísteme que tu vida
hija de un delito era
de amor, y que, así, no era
posible tener amor
a quien primero tu honor
que su gusto no quisiera.


<<<
>>>