La hija del aire: 059

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 059 de 174
La hija del aire Jornada II Pedro Calderón de la Barca


CHATO:

He aquí que Menón se estuvo
algunos días, primero
que despachase la gente;
he aquí que el soldado nueso
también se estuvo; llegó
de la despedida el tiempo;
fuéronse todos y a él sólo
le pareció que era presto.
Estúvose un poco más
que los otros, que, en efecto,
quien no hace más que otro, más
no vale, dice un proverbio.
Mostrábale mala cara
yo (bastaba la que tengo),
y buena Sirene, si es
que la suya puede serlo.
Él, que no estaba muy ducho
en entender bien a gestos,
el de Sirene entendía,
y no el mío. Con aquesto,
comía como un descosido;
que es poco como un hambriento.
Harto ya, o por no hacer falta
en la guerra, trató luego
de partirse; mas mandó
que le vengamos sirviendo.
Bien pensé yo, y pensé mal,
que fuera la ausencia medio
para que el señor soldado
nos dejara; pues fue yerro,
que entrando a comer ahora
me le hallé en casa diciendo:


<<<
>>>