La hija del aire: 061

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 061 de 174
La hija del aire Jornada II Pedro Calderón de la Barca


SEMÍRAMIS:

¡Cuánto, si ahora estuvieran
con gusto mis pensamientos,
de aquesta simplicidad
me riera! Mas no puedo;
que fuera hacer de la risa
desaire a mis sentimientos.
(Vase.)

CHATO:

Fuese sin hablar palabra.
¿Si es el soldado su deudo?

SIRENE:

¿Qué había de hablar a un hombre
que tiene tan mal pergeño,
que de su mujer legítima
aun es malo lo que es bueno?

CHATO:

¿Pues es bueno que otra coma
y yo calle?

SIRENE:

Deteneos.
Si éste es un pobre soldado,
¿no ha de buscar su remedio?

CHATO:

¿Digo yo que no le busque?
Mas búsquele en el infierno.


<<<
>>>