La hija del aire: 080

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 080 de 174
La hija del aire Jornada II Pedro Calderón de la Barca


FLORO:

Antes llegué a preguntarla
qué es lo que cenar tenemos.

CHATO:

¿Quién os mete en pescudallo
si vos no habéis de traello?
Y ya que en aquesto habramos,
decidme, así os guarde el Cielo:
¿es la boleta perpetua,
o al quitar, la que allá os dieron?

FLORO:

Aquí está, y ella no dice
hasta cuándo.

CHATO:

Soy un necio.
Pensé que sí.

FLORO:

No os merece
mi trato esa duda. Cierto
que sois desagradecido,
pues cuando un hombre está haciendo
por vos todo lo que puede,
le tratáis con tal despego.

CHATO:

Pues vos, ¿qué hacéis por mí?

FLORO:

Honraros
en vuestra casa, teniendo
un soldado que en la Batria,
la Siria, el Peloponeso,
la Prepóntida y la Libia
tantas hazañas ha hecho.
Venid, Sirene, no hagáis
caso de ese majadero.


<<<
>>>