La hija del aire: 083

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 083 de 174
La hija del aire Jornada II Pedro Calderón de la Barca


SEMÍRAMIS:

Nadie le alcanza; ¿qué mucho,
si se deja atrás el viento?
¿Cómo pudiera el valor
que está brotando en mi pecho
dar vida al gallardo joven
que se despeña? Mas esto
no quiere pensarse. Suelta
este bastón.

CHATO:

Ya le suelto.
(Quítale a CHATO el bastón y vase.)

SIRENE:

¿Qué intentará?

CHATO:

¡Qué sé yo!
Pero sí sé, pues que veo
que al encuentro le ha salido
veloz, y enredando luego
entre los pies del caballo
mi garrote, dar le ha hecho
de ojos; con que, finalmente,
o ya el choque o ya el despeño
se ha trocado a una caída.

SIRENE:

¿Hay tal marimacha?


<<<
>>>