La hija del aire: 087

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 087 de 174
La hija del aire Jornada II Pedro Calderón de la Barca


(Salen MENÓN, LISÍAS, ARSIDAS, SILVIA e IRENE.)
ARSIDAS:

Señor...

LISÍAS:

Señor...

MENÓN:

Perdona a nuestros deseos
haber tan tarde llegado
donde nunca fuera presto.

IRENE:

En albricias de tu vida,
mi vida y alma te ofrezco.
¿Cómo te sientes?

NINO:

No sé,
no sé, ¡ay de mí!, lo que siento.
No el golpe de la caída
me aflige; otro más violento
es el que siento en el alma;
porque es un ardiente fuego,
es tan abrasado rayo,
que, sin tocar en el cuerpo,
ha convertido en cenizas
el corazón acá dentro.
No os admiréis de que pase
de un despeño a otro despeño
tan aprisa: Amor es Dios,
y en Dios nunca se da tiempo.


<<<
>>>