La hija del aire: 099

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 099 de 174
La hija del aire Jornada II Pedro Calderón de la Barca


NINO:

Tres cosas estoy mirando,
tres acciones estoy viendo,
que cuando más las entiendo,
aún más las estoy dudando.
Tú, Menón, con quien el mando
de mi laurel he partido,
tú confiesas atrevido
que el mayor triunfo me quitas;
tú, Arsidas, lo solicitas,
de hoy a mi casa venido;
 [A SEMÍRAMIS.]
y tú, cruel, que, entre fieras
dudas, das de amor indicio
cuando haces un beneficio,
como si un agravio hicieras.
Rescatad de tan severas
confusiones mi sentido.
A los tres, ¿qué os ha movido
para estar, ¡suerte penosa!,
tú turbado, tú medrosa
y tú desagradecido? }}

ARSIDAS:

Mi turbación, bien, señor,
fácil está de entender,
llegándote yo a deber.

SEMÍRAMIS:

Esto en mí no es temor,
que fuera decirlo error.


<<<
>>>