La hija del aire: 116

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 116 de 174
La hija del aire Jornada III Pedro Calderón de la Barca


NINO:

¿Qué te ha parecido, hermosa
Semíramis, bello monstruo
de Asia, a cuyos rayos son
tibios los rayos de Apolo,
de la famosa ciudad
de Nínive, del adorno
de sus muros y sus calles,
y comercio populoso?

SEMÍRAMIS:

Si he visto, señor, y tengo
de decir la verdad, todo
cuanto hasta ahora he visto en ella...

NINO:

¿Qué?

SEMÍRAMIS:

Me ha parecido poco.
Mas no me espanto, porque
objeto es más anchuroso
el de la imaginación
que el objeto de los ojos.
Imaginaba yo que eran
los muros más suntuosos,
los edificios más grandes,
los palacios más heroicos,
los templos más eminentes
y todo, en fin, más famoso.


<<<
>>>