La hija del aire: 117

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 117 de 174
La hija del aire Jornada III Pedro Calderón de la Barca


CHATO:

  [Aparte.]
Tan loco nos venga el año,
cuando siembre mis rastrojos.

IRENE:

En las entrañas nacida
de un monte, en el seno bronco
de unos peñascos criada,
¿ánimo tan generoso
y espíritu tan altivo
engendraste?

SEMÍRAMIS:

Sí; que como
pude allí discurrir mucho,
no me contenté con poco.

IRENE:

Entra, pues, en mis jardines
a ver si, ufanos y hermosos,
te agradan más.
[Aparte.]
¡Qué cansada
voy, no de mis celos solos,
sino de haber oído tantos
desvanecimientos locos!
(Vanse las mujeres.)


<<<
>>>