La hija del aire: 122

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 122 de 174
La hija del aire Jornada III Pedro Calderón de la Barca


ARSIDAS:

Como a la Batria pasase
deshecho, vencido y roto,
habrá corrido esta voz,
que con Estorbato torno.
¿Qué haré? ¿Diré al Rey quién soy?
No; que de mí sospechoso,
querrá asegurar conmigo
aqueste nuevo alboroto.
Callaré sólo hasta que
la ocasión descubra el modo
que mejor me estará. ¡Irene,
por ti en qué empeños me pongo!
[Vase.]
(Salen IRENE, SEMÍRAMIS y DAMAS.)

IRENE:

¿En fin, que nada te agrada
de un sitio tan deleitoso?

SEMÍRAMIS:

Es el desvanecimiento
tal que en estas cosas pongo,
que pienso hacerlas mayores
en siendo Menón mi esposo.


<<<
>>>