La hija del aire: 128

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 128 de 174
La hija del aire Jornada III Pedro Calderón de la Barca


SEMÍRAMIS:

En mucho estimo, Menón,
hoy a los Cielos piadosos
esta ocasión que me han dado
de hablaros en mis enojos,
que, a dilatarse un instante,
presumo que escandalosos
reventaran el volcán
de mi pecho, dando asombros
al Cielo, hasta que llegase
o lo ardiente o lo ruidoso
de mis quejas a deciros
que, ofendida de vos, torno
por consejo a aconsejaros
no tratéis de ser mi esposo.

IRENE:

 [Aparte.]
No entra mal en el despecho
Semíramis.

MENÓN:

 [Aparte.]
¡Rigurosos
Cielos! Si ella no ha sabido
que el Rey está oyendo, ¿cómo
me habla con tanto rigor?

NINO:

 [Aparte.]
¿Semíramis, ¡estoy loco!,
sale al paso a su mudanza?


<<<
>>>