La hija del aire: 137

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 137 de 174
La hija del aire Jornada III Pedro Calderón de la Barca


IRENE:

¡Señor!

NINO:

¡Irene!, ¿tú aquí?

SEMÍRAMIS:

 [Aparte.]
¡Muerta estoy!

MENÓN:

 [Aparte.]
¡Estoy absorto!

IRENE:

Sí, señor...
 (Aparte.)
(Disculpad, Cielos,
esta sospecha en mi abono.)
...porque a Semíramis dije
que aunque haya de ser su esposo
Menón, estando conmigo
no se atreva a hablar de modo
que el respeto de mi sombra
peligrar pueda en un solo
átomo; y así escuchaba
ofendido mi decoro.

NINO:

Yo no escuchaba por eso,
que, habiendo tan alevoso
descubiértome Menón,
responderé de otro modo,
pues él, Semíramis, quiere
que vos sepáis que os adoro.


<<<
>>>