La hija del aire: 151

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 151 de 174
La hija del aire Jornada III Pedro Calderón de la Barca


NINO:

No me da cuidado el ver
que Estorbato guerra intente
contra mí, cuanto pensar
que Lidoro con él vuelve.
Por mi general te nombro,
y así, a partir te resuelve
a toda prisa.

ARSIDAS:

Tus plantas
beso humilde, que bien puedes
creer, mientras yo te sirvo,
que Lidoro no te ofende.

NINO:

Después trataremos de esos
despachos; y ahora vete;
que pues ya la oscura noche
las alas nocturnas tiende,
coronado de esperanzas,
mi amor, hasta que desprecie
Semíramis a Menón,
hablarla a solas pretende,
porque el favor no embarace
la asistencia de más gente.
Y así, mientras yo a su cuarto
voy, tú desde aquí te vuelves.
(Vase.)


La hija del aire de Calderón

Personas - Jornada I - Jornada II - Jornada III