La hija del aire: 165

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 165 de 174
La hija del aire Jornada III Pedro Calderón de la Barca


SOLDADO I.º:

Mandato del Rey es éste.
Él nos dijo que en la parte
que tú, Menón, escogieses,
te dejáramos con vida
y libertad de esta suerte.
Tú a las puertas de palacio
dices que quedarte quieres;
en ellas estás y en ellas
libertad y vida tienes.
El Rey cumplió su palabra;
de nosotros no te quejes.
(Vanse los SOLDADOS.)

MENÓN:

Su palabra, es la verdad,
cumplió el Rey; mas con traición.
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
¿qué muerte hay ni qué prisión
como aquesta oscuridad?
Mortales, si hoy de mí
huyó la tiniebla fría
de ese celestial rubí,
y es para todos de día,
aún de noche es para mí.
Llorad, llorad la importuna
suerte que en mi fe contemplo;
sentid con piedad alguna,
venid a ver un ejemplo
del honor y la fortuna.
El que envidia daba ayer,
mayor lástima os dé hoy;
muévaos a piedad el ver
que ciego y que pobre voy
pidiendo para comer.
En tragedia tan esquiva
sólo el consuelo reciba
de lastimaros con ella.


<<<
>>>