La hija del aire: 172

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 172 de 174
La hija del aire Jornada III Pedro Calderón de la Barca


MENÓN:

Ufano de que te juren
hoy los Imperios de Siria,
que a otro norte se divulguen,
llego a darte el parabién.
Que fui el primero que tuve
parte en tus aplausos, sea
el primero que pronuncie
tus grandezas; que el querer,
gran deidad, aunque me injuries,
que triunfes, vivas y reines...
Pero aquí mi voz se mude,
no a mi arbitrio, sino al nuevo
espíritu que se infunde
en mi pecho, pues me obliga
no sé quién a que articule
las forzadas voces que
ni vivas, reines ni triunfes.
Soberbiamente ambiciosa,
al que ahora te constituye
Reina, tú misma des muerte
y en olvido le sepultes,
siendo aqueste infausto día
universal pesadumbre
de los vivientes; y, en muestra
de que presagios lo anuncien
de cielos, astros y signos,
la gran monarquía deslustren.


La hija del aire de Calderón

Personas - Jornada I - Jornada II - Jornada III