La humildad coronada: 068

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 068 de 115
La humildad coronada Pedro Calderón de la Barca


ESPINO:

Pues ¿quién, si a ti te faltó
discurso, podrá decir
qué secreto es este?
(Levántase el CEDRO.)

CEDRO:

Yo.
Cedro, árbol eterno es,
la palma triunfos advierte,
el ciprés, muerte después;
luego eterno hay triunfo y muerte
en cedro, palma y ciprés.
Del Cedro, lo incorruptible
un padre dice innacible;
de la palma, lo triunfante
un espíritu inflamante;
y un hijo humano y pasible
lo funesto del ciprés;
luego, bien este árbol es
jeroglífico oportuno
de quien en su ciencia es uno,
siendo en sus personas tres.


<<<
>>>