La imperial de Otón: 122

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 122 de 125
La imperial de Otón Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


OTÓN:

¡Que esto consiente
el cielo!

SOLDADO [1º.]:

¡Mátale!

OTÓN:

Sea
si es a mi honor conveniente.

SOLDADO [2º.]:

  Vamos de aquí.
(Váyanse los soldados.)

OTÓN:

Ya el mortal
punto que el alma tenía
llegó a su estremo final.
¿Dónde estás, señora mía,
causa de todo mi mal?
  Ya que me has muerto: visita
en este punto postrero
vida que tu mano quita
más que el alemán acero
aunque mi honor resucita.
  Vuelve tu sol celestial
antes que se cierre el día
con esta noche mortal.
¿Dónde estás, señora mía,
causa de todo mi mal?


La imperial de Otón de Lope de Vega

Elenco - Acto I - Acto II - Acto III