La lucha por la vida II: 107

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 107 de 121
La lucha por la vida II Tercera parte Pío Baroja


-¿No tuvieron ustedes tiempo de ir en su socorro?

-No, señor. A poco de asomarnos al balcón cayó Vidal al suelo y el otro se metió en el río y se fue.

-Está bien; ¿qué pasó después?

-El Cojo y yo nos descolgamos por el barandado, salimos al río y nos acercamos a la isla. El Cojo le cogió la mano a Vidal y dijo: «Está muerto». Luego volvimos los dos al merendero y nos fuimos.

El juez se volvió al escribiente.

-Luego le leerá usted la declaración y que la firme.

Llamó al timbre y apareció el guardia.

-Que siga en el calabozo.

Manuel salió del despacho erguido. Le hablan llegado al alma algunas de las frases del juez, pero estaba satisfecho de su declaración; no le habían llegado a embrollar.

Entró de nuevo en el calabozo y se tendió en el banco.

«El juez quiere hacerme cómplice del crimen. O ese juez es muy bruto o muy malo. En fin, esperemos.»

Al mediodía abrieron la puerta del calabozo y entraron dos hombres. Uno era Calatrava; el otro, el Garro.

-Chico, acabo de leer en un periódico cómo te han prendido -dijo Calatrava.

-Ya ve usted, aquí me tiene.

-¿Has declarado?

-Sí. -¿Qué has dicho?

-Toma, ¡qué voy a decir! La verdad.

-¿Has hablado de mí?

-No que no. He hablado de usted, del Maestro y de todos.

-Rediós, ¡qué bestia eres!

-No; que voy a pudrirme yo aquí, sin culpa, mientras los demás se pasean por la calle.

-Merecías estar aquí siempre -exclamó Calatrava-, por panoli, por boceras.

Manuel se encogió de hombros. Consultáronse con la mirada Calatrava y el Garro, y salieron del calabozo.

Volvió Manuel a tenderse. A media tarde se abrió de nuevo la puerta y entró un guardia. Llevaba un puchero, pan y una botella de vino.

-¿Quién me manda esto? -preguntó Manuel.

-Una muchacha que se llama Salvadora.

Se enterneció Manuel con el recuerdo, y como el enternecimiento no le quitó el apetito, comió abundantemente y se tendió en el banco.


<<<

La lucha por la vida II "" Mala hierba "" de Pío Baroja

Primera parte - I - II - III - IV - V - VI - VII

Segunda parte - I - II - III - IV - V - VI - VII - VIII - IX

Tercera parte I - II - III - IV - V - VI - VII - VIII

Índice de artículos

>>>