La madre Teresa de Jesús: 084

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 084 de 129
La madre Teresa de Jesús Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


 

(Vanse todos; queda DOÑA JUANA y sale VALLE.)
DOÑA JUANA

  Por cierto, grande fervor
lleváis con divino amor
que en Dios, hermana, tenéis.

VALLE

¡Ojos, sin duda el sol veis,
pues os ciega el resplandor!
  ¡Mi señora doña Juana!

DOÑA JUANA

¡Oh, mi señor Juan del Valle!

VALLE

El alma os contempla ufana,
que es el aire de ese talle
céfiro de esta mañana:
  llegó el alma calurosa,
pensativa y congojosa;
pero el aire que he sentido
refresca el alma, encendido,
como el de la aurora hermosa.

DOÑA JUANA

  ¡Qué bien lo sabéis decir!

VALLE

Mi palabra, vida, os doy,
que lo sé mejor sentir.

DOÑA JUANA

¿No sabéis que vuestra soy?

VALLE

Sé que os tengo de servir.

DOÑA JUANA

  Si gustáis de mi contento,
no me habléis de cumplimiento.


<<<
>>>