La madre Teresa de Jesús: 085

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 085 de 129
La madre Teresa de Jesús Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


 

VALLE

Señora, si he de hablar claro,
las palabras que disparo
son balas del pensamiento.

DOÑA JUANA

  Y balas con que abrasáis
mis sentidos abrasados.

VALLE

Bien, mi señora, os vengáis,
pues con los ojos rasgados,
todo el pecho me rasgáis:
  vengaos, doña Juana, de él;
sed con mi pecho cruel;
pero, sin duda el rigor
se convertirá en amor
cuando os halléis dentro de él.

DOÑA JUANA

  Siendo, señor, eso ansí,
fuerza es mirar por los dos,
que según he visto aquí,
piadosa he de ser con vos,
por no serme cruel a mí.
  ¿Queréis con mi hermana hablar?

VALLE

Y claro lo he de tratar;
y pues el sí me habéis dado,
lo tengo más negociado.

DOÑA JUANA

Con todo, hay que negociar,
  porque de mi voluntad
mi hermana ha de disponer;
ya sale; habladla, y mirad
que os habrá menester
en cierta necesidad.


<<<
>>>