La madre Teresa de Jesús: 116

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 116 de 129
La madre Teresa de Jesús Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


PETRONA

Pues de ésas debo de ser.
  Cuando un camino importaba.
negociábalo volando,
y nuestra madre, burlando,
tragaleguas me llamaba.

DOÑA JUANA

  Sería, en mil ocasiones,
de importancia tu persona.

PETRONA

Yo fui posta y postillona
de todas las fundaciones.
  Mil tierras hemos andado,
con aguas, nieve y vientos,
y diez y siete conventos,
hasta hoy, hemos fundado.
  Sabe Dios, que es nuestro Padre,
cuántos pasos me costaron
las casas que se fundaron
por orden de nuestra madre.
  Siete leguas sobre seis
de sol a sol caminaba,
y si a veces me picaba,
pasaba de diez y seis.
  Pasa de cosa ordinaria
lo que anduve, no te asombre,
que en Sevilla, por mal nombre,
soy la hermana Dromedaria.
  Este nombre me llamaban,
cuando en la calle me vían
los niños, que me seguían
y la cinta me besaban.


<<<
>>>