La madre Teresa de Jesús: 117

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 117 de 129
La madre Teresa de Jesús Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


DOÑA JUANA

  Mucho me alegras.

PETRONA

Señora,
tienen grande devoción
con la nueva religión
y con su gran fundadora.
  Por verla, vi algunos días
media ciudad convocada,
y después que entró en Granada,
la llaman hija de Elías.
  El nombre le viene a pelo,
pues que tiene edificado
el edificio asolado,
que es cimiento en el Carmelo.
(Salen VALLE, DON JUAN y LEBRIJA.)

VALLE

  Ya vuestra hermana, señora,
queda en su casa.

DOÑA JUANA

¡Oh, mi bien!

PETRONA

Señora, quiero también
irme a mi convento.

DOÑA JUANA

Ahora
  conmigo te has de quedar;
mira que estará cerrado.

PETRONA

El discreto convidado
no se ha de hacer de rogar.
  Digo que yo soy quedada.


<<<
>>>