La madre de la mejor: 010

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 010 de 130
La madre de la mejor Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


BATO:

Entra el claro resplandor
  del alba de mala gana
por resquicios de aposentos:
allá en los montes exentos
es todo el cielo ventana.
  Asómase todo el sol
de una vez dorando ramos
de encinas, y madrugamos
a su primero arrebol.
  Chillan las aves, y en flores
del prado alaban su dueño,
que son para nuestro sueño
relojes despertadores.
  Corre el agua, y con enojos
de la noche resplandece,
que parece que se ofrece
para lavarnos los ojos.
  Y cayendo el cristal frío
por nuestro rostros villanos,
sirve de paño de manos
el sol que enjuga el rocío.
  Así salen al ganado
los humildes pastorcillos;
que las sábanas son grillos
de cortesano acostado.
  Que su breve condición
de suerte se les olvida;
que la mitad de la vida
vienen a estar en prisión.


<<<
>>>