La madre de la mejor: 030

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 030 de 130
La madre de la mejor Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


ELIUD:

Al virtuoso
de costumbres semejantes
nadie debe murmurar;
pero la virtud se nombra
sol de quien la envidia es sombra.

LISENO:

Bato acaba de llegar:
no nos oiga tratar desto.
(Sale BATO .)

ELIUD:

  ¡Oh Bato! ¿qué es la razón
de la grave confusión
en que Joaquín nos ha puesto?

BATO:

  No falta, amigo Eliud,
Liseno y Farés, por qué
Joaquín santo triste esté.

FARÉS:

Dilo, que tengáis salud.

BATO:

  ¡Qué queréis! De Nazarén
salió con Ana, su esposa,
para la fiesta famosa
de la gran Jerusalén.
  Llegamos, entró en el templo,
y el sacerdote Isacar,
que de piedad suele dar
y modestia santo ejemplo,
  por estéril le arrojó
con palabras descompuestas
a quien lágrimas honestas,
no palabras respondió.
  Dejó su esposa, y aquí
viene a buscar soledad.


<<<
>>>