La madre de la mejor: 037

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 037 de 130
La madre de la mejor Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


JOAQUÍN:

  Si miro las espigas,
hallo de un grano proceder cien granos,
para que sus fatigas
alivie el labrador, entre las manos
la hoz, por cuyos dientes
muere la caña y viven tantas gentes.
  ¿Quién volverá los ojos
a ver los nidos de las libres aves,
tan llenos de despojos,
unas con picos dulces y suaves,
ensartando el sustento,
por el estrecho suyo al pollo hambriento?
  Otras sobre los huevos,
dando calor y vida a quien faltaba;
otras buscando cebos:
pues que si miro a toda fiera brava,
¿qué tigre, qué leona,
los tiernos hijos al amor perdona?
  Yo solo solamente
carezco deste bien por mis pecados.
¡Ay, Dios omnipotente,
si os doliesen mis ansias y cuidados,
y si llegase un día
que los tuviese de la prenda mía!


<<<
>>>