La muerte (Martínez de la Rosa)

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda



Al borde está de una tumba  
La inexorable deidad, 
Mal ceñido el negro manto, 
Lívida la horrenda faz, 
Y la planta descarnada 
Sobre una corona real: 
En tablas de bronce y mármol, 
Carcomidas por la edad, 
Apoya el brazo siniestro 
Con terrible majestad, 
Y la historia de cien siglos 
Debajo borrada está. 
Reina en torno hondo silencio, 
Destrucción y soledad, 
Como en el Averno lago 
En que hasta el aire es letal; 
Ni alrededor nace yerba, 
Ni osan las aves volar. 
Ante sus ojos perenne 
Arde una luz funeral, 
Cual si la densa tiniebla 
Luchase por disipar; 
Mas apenas la vislumbra 
Entre sombras el mortal, 
Cuando su débil reflejo 
¡Se pierde en la eternidad!