La necedad del discreto: 052

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Acto II
Pág. 052 de 150
La necedad del discreto Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


Salen OTAVIO y LISARDO.
OTAVIO:

  De tu esperanza perdida
astrólogo me has fingido.

LISARDO:

Pésame que lo hayas sido
tan a costa de mi vida.
  Casó el Duque a Laureano
con grande aplauso y contento,
y fue, Otavio, el casamiento
como de su heroica mano,
  que aunque es verdad que me agravia,
no pudo tan gran señor
casarle con más valor
ni menos que darle a Fabia.
  Ya con Fabia está casado,
de quien es prenda tan cara
que se gobierna Ferrara
por su melindre y enfado,
  aunque, si verdad te digo,
no falta murmuración
de su libre condición.

OTAVIO:

¿Libre?


<<<
>>>