La prueba de los amigos: 047

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Acto II
Pág. 047 de 143
La prueba de los amigos Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


Salen RICARDO y FULGENCIO
RICARDO:

               Tengo de conocerle gran deseo,
               aunque él me tiene a mí por enemigo.

FULGENCIO:

               No tiene el mundo un hombre, a lo que creo,
               más digno de llamarse honrado amigo.

RICARDO:

               Asi lo dicen cuantos suyos veo.

FULGENCIO:

               Ninguno más de esa verdad testigo.
               y me pesa que vos viváis tan fuera
               de su amistad.

RICARDO:

               ¡Por Dios, que la tuviera!
               Mas ya sabéis, Fulgencio, que he tratado
               esa mujer que Feliciano adora,
               celos y enojos muchas veces dado,
               que es lo que apartan la amistad agora.
               El hombre que ama, al hombre que fue amado
               siempre aborrece, y, receloso, ignora
               si ha de volver aquél a verse un día
               en el estado mismo que solía.
               Fuera de eso, Fulgencio, hay otro enredo
               que impide el amistad.

FULGENCIO:

               ¿De qué manera?


<<<
>>>