La república al revés: 045

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 045 de 127
La república al revés Acto II Tirso de Molina



Salen CONSTANTINO, HONORATO,
senador viejo, LEONCIO,
MACRINO, ANDRONIO y otros
CONSTANTINO:

               ¿Qué es lo que me pide, pues,
               el senado?

HONORATO:

               Cosas justas,
               que diré, señor, si gustas.

CONSTANTINO:

               Dilas.

HONORATO:

               La primera es
               suplicarte toda Grecia,
               y en nombre suyo el senado,
               en albricias del estado
               que Dios te dio, si es que precia
               tu alteza su autoridad,
               que les des un día feliz
               poniendo a su emperatriz,
               y tu madre, en libertad.
               Y piensa que hacerlo así
               como el senado te exhorta,
               aunque mucho nos importa,
               más, señor, te importa a ti.
               Porque las murmuraciones
               del vulgo y de los soldados
               que por ella gobernados
               vencieron tantas naciones,
               publican que es vituperio
               de Grecia y de su nación
               que consientan en prisión
               a quien defendió su imperio.
               Todas la lloran y, en fin,
               como la aman en extremo,
               si dura su prisión, temo
               algún popular motín.


<<<
>>>