La romera de Santiago: 002

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Escena I
Pág. 002 de 127
La romera de Santiago Acto I Tirso de Molina


Salen los que pudieren de acompañamiento,
y el conde don LISUARDO, de camino, y
ORDOÑO, rey de León, y doña LINDA, infanta,
su hermana, y siéntanse el rey ORDOÑO
y la infanta LINDA
ORDOÑO:

               ¿Conde?

LISUARDO:

               ¡Señor!

ORDOÑO:

               Escuchad.
               La memoria de los reyes
               hace asegurar las leyes
               del temor y la lealtad,
               con el premio y el castigo
               que son los polos por donde
               suelen navegarse, conde,
               estos dos mares que digo.
               Porque la definición
               de la justicia es igual
               medida que cada cual
               con la pena o galardón
               da lo que le toca. Yo
               estoy de vos obligado,
               y vos no tan bien pagado
               como el valor mereció
               de vuestra heroica persona,
               puesto que para pagallo
               es poco con tal vasallo
               partir, conde, la corona,
               y por ver si corresponde
               la paga al valor igual,
               quiero hacer un memorial
               de vuestros servicios, conde.