La santa Juana, primera parte: 007

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 007 de 151
La santa Juana, primera parte Acto I Tirso de Molina



LLORENTE:

               Calla, necio, antes trae más.

CRESPO:

               ¿Más?

TORIBIO:

               Sí.

LLORENTE:

               Pues ¿no es cosa llana?
               Mira tú una cortesana
               con atención y verás
               en la más honesta y casta
               sueltas todas esas dudas.
               Cara hay que ha gastado en mudas
               de huevos una banasta,
               cien cantarillas de miel,
               veinte cofines de pasas;
               pues ¿qué si al solimán pasas,
               turco del rostro crüel,
               que la destruye y jalbega?
               No gasta en un año entero
               tanta cal un pastelero
               cuando la Pascua se llega,
               como una cara pringada,
               pues la de más bizarría
               no es más que pastelería
               por la Pascua jalbegada.
               La color, pues, que codicia
               encubrir la opilación,
               no gasta más bermellón
               una casa a la malicia.
               Pues el sebo que hace hermosas
               las manos, ya es tanto y tal,
               que sin ser de Portugal
               las pueden llamar sebosas.
               Eso es lo que yo más llevo
               de su engañoso arrebol;
               ¿por qué ha de ser luna y sol
               lo que es solimán y sebo?
               ¿No fuera menos trabajo,
               sin andar de Ceca en Meca,
               llamar la cara manteca
               y a los dientes, dientes de ajo,
               que son blancos y son dientes;
               a los cabellos esparto,
               que es rubio a veces y hay harto,
               y no rayos transparentes,
               el sol y la luna clara
               con que amantes y poetas
               dicen que andan los planetas
               saltando de cara en cara?
               Al menos las de la Sagra
               no se afeitan.


<<<
>>>