La santa Juana, primera parte: 009

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 009 de 151
La santa Juana, primera parte Acto I Tirso de Molina



GIL:

               Nuesamo tiene razón.

LLORENTE:

               Cada cual piense y repare.

SANTA:

               Padre: dejémonos de eso
               que es ocioso disparate.

JUAN:

               ¿De qué quieres que se trate?

SANTA:

               De algún ejemplo o suceso
               en que dos buenos casados
               y santos nos entretengan,
               y de ellos a aprender
               vengan su virtud los desposados.
               Éste es lindo pasatiempo.
               Cuentos sé yo, no sé cuántos,
               de algunos casados santos.

JUAN:

               Quien da lo que es suyo al tiempo
               es discreto, y el que ves
               es más de entretenimientos,
               hija, que de tales cuentos;
               guárdalos para después.
               Que si al tiempo te acomodas,
               has de hablar, según mi ejemplo,
               en el templo, como en templo,
               y en las bodas como en bodas.
               En boda estás; esta vez
               goza su conversación.

SANTA:

               Obedecerte es razón.

JUAN:

               Vaya, que yo seré el juez.

CRESPO:

               Yo os sacaré a la vergüenza,
               Amor, si os llego a pintar.
               Llorente, tú has de empezar.


<<<
>>>