La santa Juana, primera parte: 013

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 013 de 151
La santa Juana, primera parte Acto I Tirso de Molina



LLORENTE:

               Pues ¿cuál?

GIL:

               Hay dos amores,
               soltero uno, otro casado.
               El soltero es el dimonio
               y sus faltas saco a luz.

CRESPO:

               ¿Y esotro?

GIL:

               No, porque es cruz.

CRESPO:

               Si cruz es el matrimonio,
               yo he de decir maravillas,
               porque he de entrar en más hondo.

GIL:

               ¿Y en qué?

CRESPO:

               Mi ingenio es redondo,
               y así diré en redondillas:
               Considero yo al Amor
               que será por su desastre,
               como un aprendiz de sastre
               o mozo de tundidor.
               De una personilla chica
               que con interés se encarna,
               todo cubierto de sarna,
               que por eso come y pica.
               La vista llorosa y ciega,
               una nube en cada niña
               y la cabeza con tiña,
               que amor cual tiña se pega.
               Trampista que compra y vende
               y engaña a quien por él pasa,
               ladrón ratero de casa
               que se esconde como duende.
               O será, un animalejo
               al modo de un arador,
               pues cual él se mete Amor
               entre la carne y el hueso.
               Mona que todo lo imita,
               y, en fin, a mi parecer,
               pues está en hombre y mujer,
               Amor es hermafrodita.


<<<
>>>