La santa Juana, primera parte: 015

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 015 de 151
La santa Juana, primera parte Acto I Tirso de Molina



FRANCISCO:

               No hay galgo que alcance liebre
               cogiendo una cuesta arriba.

DON JUAN:

               Si el camino le atajamos
               no se nos escapa.

FRANCISCO:

               No.

LILLO:

               Galgos, los mozos llamó
               un discreto, de sus amos,
               y dijo verdad expresa,
               pues el que sirve a un hidalgo,
               no comiendo como galgo
               más que huesos de su mesa,
               con él alcanza la liebre
               de la otra, que a mensajes
               de los galgos o sus pajes,
               la fuerza a que rompa o quiebre
               su cazador o galán
               con su inclinación honesta,
               y aunque corra por la cuesta
               del soy y del quedirán.
               La diligencia del galgo
               o el criado--lo propio es--
               la trae rendida a sus pies.
               Pues ¿decir que le dan algo
               después que todo esto pasa?
               Si ladra por su salario
               una coz es lo ordinario
               con que le arrojan de casa.

Levántanse todos


<<<
>>>