La santa Juana, primera parte: 025

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 025 de 151
La santa Juana, primera parte Acto I Tirso de Molina



MARCO ANTONIO:

               Murió, Claudio, mi fama.
               Si en muerte es justo el llanto,
               bien puedo yo llorar, aunque en quien ama
               y ver lo que a ver llego,
               no son agua las lágrimas, son fuego.
               Cruel, ¿ásí has pagado
               mi firmeza, violando los altares
               del tálamo manchado?
               Oro en los montes, perlas en los mares
               busqué; cuya riqueza
               pudiese competir con tu belleza.
               Dejéte a la partida
               sembrada en tu lealtad mi confïanza
               amor, lágrimas, vida,
               y en vez de dulce fruto hallo mudanza,
               deshonras, desconsuelos;
               pero quien siembra amor, que coja celos.
               Pena, matarme quiero...

LUDOVICO:

               Sosiégate, señor; ¿tú eres el sabio?
               Infórmate primero
               si es cierta la sospecha de tu agravio,
               que despeña la ira
               si la prudencia su favor retira.

MARCO ANTONIO:

               Informaréme luego
               del adulterio infame que me afrenta,
               si de mi agravio el fuego
               primero que lo sepa no ensangrienta
               la ya violada cama
               que ausente el dueño ajenos brazos llama.
               En Toledo escondido,
               cuando del sol se ausente el claro coche,
               sin saber que he venido,
               rondaré estas paredes cada noche,
               hasta que mi esperanza
               los coja dentro y triunfe mi venganza.
               Presto el tálamo falso
               será de una tragedia vil teatro,
               o triste cadahalso,
               que, pues Córdoba tuvo un veinticuatro
               valeroso, si puedo,
               como a él me estimará desde hoy Toledo.

Vanse.


<<<
>>>