La santa Juana, primera parte: 041

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 041 de 151
La santa Juana, primera parte Acto I Tirso de Molina



LABRADOR 3:

               Eso yo os lo diré. Vieron un día
               parado un coche orillas de un arroyo
               y juzgando por pies las cuatro ruedas,
               alas las puertas y la lanza cola,
               como jamás hubiesen visto coches
               y el encerado fuese todo verde,
               creyeron ser dragón que se comía
               las mulas que tiraban, y tocando
               aprisa la campana del concejo
               fueron con chuzos a matar el drago,
               y viéndole después que le llevaban
               las mulas, y sabiendo que era coche
               todos al fin cayeron de sus burras.
               ¿No es verdad esto, hermanos de las Torres?

LABRADOR 6:

               Todo es falso y mentira.

TODOS:

               ¡Hú, que te corres!
Salen JUAN Vázquez, Juan MATEO,
MELCHOR y la SANTA

JUAN:

               No vi en mi vida más alegre noche.

SANTA:

               Como es la fiesta de quien presta rayos
               al planeta mayor y hermosa luna,
               que cuando el sol se ausenta es su virreina,
               no es mucho que sea clara y apacible.

MELCHOR:

               Sentémonos aquí, que hay lugar harto.

Siéntanse


<<<
>>>