La santa Juana, primera parte: 045

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 045 de 151
La santa Juana, primera parte Acto I Tirso de Molina



SANTA:

               "Porque es bien que obedezca
               mis padres que lo mandan,"
               responde. "Eres muy cuerda;
               mas desde agora gusto
               que el día en que la fiesta
               de mi Anunciación santa
               cayese, el mismo sea
               tu ayuno todo el año."
               "Mi voluntad lo aceta,"
               la pastorcilla dijo.
               Y la gloriosa reina
               que nuestro bien procura,
               prosigue, "Ve a tu aldea,
               dirás a sus vecinos
               que hagan penitencia,
               porque mi Hijo, airado,
               abrasará la tierra
               antes de muchos días
               con grande pestilencia;
               y en fe de su justicia
               caerán del cielo piedras
               envueltas en la sangre
               que verterán sus venas.
               Desapareció entonces,
               dejando con su ausencia
               triste la hermosa niña,
               y no poco suspensa.


<<<
>>>