La santa Juana, primera parte: 046

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 046 de 151
La santa Juana, primera parte Acto I Tirso de Molina



SANTA:

               Volviéndose a sus padres,
               esta visión les cuenta,
               mas tiénenlo por burla
               y a la niña aconsejan
               que no lo diga a nadie.
               Cumpliólo y, dando vuelta
               al prado al día siguiente,
               volvió la Virgen mesma
               como el pasado día
               diciendo, "¿Por qué dejas
               de hacer lo que te mando?"
               "¡Temo que no me crean!"
               responde la pastora.
               "Pues yo te daré señas
               con que de tus palabras
               ninguno duda tenga,"
               dijo la virgen pura;
               y con su mano bella
               la diestra de la niña
               de tal manera aprieta,
               que la hizo dar un grito,
               con que pegados deja
               los cinco dedos todos
               la cruz, sobre ellos hecha.
               Oblígala a que vaya
               de aquel modo a la aldea
               y al cura y sus vecinos
               les diga la sentencia
               que Dios contra ellos daba.
               Desaparece, y queda
               la humilde pastorcilla
               gozosa, aunque suspensa.


<<<
>>>